jueves, 28 de septiembre de 2017

Todo se derrumbaba. Toda verdad, toda certeza. Todo se deshacía cual castillo de arena en la playa.
En su playa. Embestida por la marea de coincidencias... demasiadas.
Su instinto la estaba metiendo en guardía nuevamente. Pero no se permitiría gestos nerviosos, ni caprichos de niña malcriada.
Tampoco era una cuestión de astucia ni estrategias; sólo tiempo. Y ella volvería, ella sabría.


(Este microrelato pertenece a “Reto: 5 líneas” propuesto por Adella Brac.
Las palabras propuestas para el mes de Septiembre: astucia, castillo, nerviosos.)

14 comentarios:

  1. Siempre tus micro relatos con como parte de una historia más amplia, y es como quedarse con ganas de más.

    Besos dulces y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez porque en realidad lo sean, son parte de esa historia llamada vida...
      Me gusta dejar en el otro ganas de más.

      Tentadores y respetuosos besos, Dulce Caballero.

      Eliminar
  2. Ese viaje al interior de nuestras emociones y sentimientos… Esas situaciones en las que sabes que solo el tiempo será el que disponga de respuestas… Pero, siempre alerta, sabiendo (se) y sintiendo (se) en cada momento de consciencia…

    Bello en su brevedad, y maravillosamente intenso… y profundo…

    Bsoss y cariños enormes, preciosa amiga 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que una va aprendiendo en esta vida, aprende a escuchar(se), a sentir(se) y así, a saber(se).

      Gracias siempre preciosa, por tu amistad y compañía.

      Besinos ♥♥♥

      Eliminar
  3. Las coincidencias, las casualidades.... no existen pero las evidencia levantan muros o tiran castillos.
    Y al final, la verdad ondea cual bandera.


    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Niña, a ti no tengo necesidad de explicarte, tú (me) sabes... sabes que me detengo y observo desde la otra acera... y espero... la verdad siempre termina viéndose.

      Besinos hermosa.

      Eliminar
  4. Coincido con Dulce, tus textos dejan con ganas, pareciera la introducción a un relato más extenso,y es por eso que todos nos quedamos con las ganas... Y las mujeres...sabemos.
    Hermoso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mujeres sabemos... ¿quedarnos con las ganas o qué? ...jajajajaja ...disculpa, hoy me he levantado irónica y mórdaz!

      Besinos mi Luna!

      Eliminar
  5. El tiempo es sabio y nos dejas con ganas de mas ...

    Besos de corazón y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo es un gran aliado y amigo...

      Besinos enormes, preciosa Cora.

      Eliminar
  6. El tiempo tiene todas las respuestas y sólo él nos las da en su justo momento... Me encantó este micro, preciosa.

    Mil besitos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo tengo la suficiente paciencia para esperar... Tú, tu amistad es lo precioso, un regalo extraordinario.

      Besinos... muchos, muchos!

      Eliminar
  7. El tiempo, siempre termina por ser tan relativo, que lo mismo ayuda a intensificar que diluir... A mi me gusta aplicar la fuerza al momento y que salga el sol por Antequera. La paciencia también se acepta como animal de compañía ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí los años me han enseñado a dominar al dragón que llevo dentro, teniendo la paciencia como aliada, esperando que el tiempo -poco o mucho, siempre el justo- me de las respuestas... intensifica lo verdadero, diluye lo vacuo...

      Un abrazo.

      Eliminar